Noticias

El CMM facilita respuesta interdependiente a inundaciones en Perú

María Justa Ipanaque y Ezequiel Ramos Sánchez en la carpa en la que están viviendo después de que su casa en Chato Chico, Perú, fuera destruida por la inundación. Foto: Mario Atarama.
fecha de publicación: 
Viernes, 25 Agosto 2017

Bogotá, Colombia – María Justa Ipanaque (34) nunca se imaginó que sería pasajera en un helicóptero. Esta agricultora a pequeña escala quien vive con su esposo Ezequiel Ramos Sánchez (40) y cinco hijos, en Chato Chico, Piura, Perú, quedó atrapada en su casa el 7 de marzo del 2017, cuando la ruptura de un canal de contención de exceso de agua provocada por el Fenómeno del Niño, derivó en inundaciones a lo largo de la llanura.

“Estaba preocupada por salvar los animales”, dijo Ipanaque. “De repente, estaba atrapada. El agua había crecido considerablemente y era imposible salir.” Ramos, nadó 40 metros hasta un punto seguro, pero Ipanaque se quedó en la casa por varios días hasta que fue evacuada en un helicóptero. “No sabía nada de Ezequiel, pero confiaba en que él estaba vivo y que los niños estaban con mi suegra”, explicó ella.

Ipanaque y Ramos perdieron el cultivo de arroz que habían sembrado en su parcela de media hectárea, en la que habían invertido aproximadamente 3.000 soles.

Meses después, están viviendo en una carpa ubicada en un lote que recibieron del gobierno en el sector de Nuevo Paraíso, más lejos de su finca. “Sabemos que ahora no podemos vivir cerca de la finca, pero podemos usarla para sembrar nuestra comida y obtener algunos ingresos.” Ellos esperan construir una casa en su nueva parcela. 

“Dios conoce todas nuestras necesidades”, dice Ipanaque, quien continúa esperando una mejor vida, así como más educación para sus hijos.

La inundación, que afectó las 11 congregaciones de los Hermanos Menonitas de la Conferencia Peruana Hermanos Menonitas (CPHM), cobró la vida de más de 100 personas y afectó a más de un millón de habitantes, de los cuales más de 19,000 todavía estaban viviendo en refugios temporales meses después. Casas, establecimientos de educación, centros de salud e infraestructura de saneamiento, se vieron perjudicados, asimismo muchos cultivos fueron destruidos, afectando los medios de subsistencia.

El Congreso Mundial Menonita está facilitando una respuesta interdependiente al desastre con todos sus socios anabautistas, con el fin de apoyar a la iglesia peruana de los Hermanos Menonitas (HM) para que esta a su vez, apoye a sus miembros y sus comunidades.

El CMM reunió a MB Mission (la Misión de los Hermanos Menonitas), al Comité Central Menonita (CCM) y a La Comunidad Internacional de los Hermanos Menonitas (ICOMB) para formar un comité directivo que dio lugar al nombramiento de Antony Sánchez como coordinador de desastres, con el objetivo de brindar una respuesta inter-menonita por un periodo de seis meses, financiada conjuntamente por el CCM y MB Mission.

Haciendo uso de su experiencia previa en facilitar la participación de la iglesia en la respuesta a desastres ocurridos en la comunidad a través de entidades como el CCM y Mencoldes (un programa de desarrollo de la Iglesia Menonita y de los Hermanos Menonitas de Colombia), Sánchez evaluará las necesidades, aconsejará y entrenará al comité de respuesta al desastre y a los grupos locales conformados por CPHM, asimismo se comunicará con las organizaciones involucradas.

Inmediatamente después de la inundación, el CMM, MB Mission, ICOMB y CCM apoyaron a la iglesia peruana en la distribución de agua, comida, utensilios de cocina y ayuda económica.  El representante regional del CMM, Pablo Stucky, dirigió talleres de acompañamiento para manejo del trauma y resiliencia, además, la Comisión de Diáconos del CMM proveyó financiación.

El esfuerzo inter-menonita ayudará a la CPHM a proveer ayuda humanitaria a las familias afectadas en las ciudades y en las comunidades alrededor de los departamentos de Piura y La Libertad. El proyecto incluirá la instalación de tanques de agua en una de las comunidades para mejorar las condiciones de salud y el saneamiento básico; la reconstrucción y renovación de las casas afectadas para 55 familias; además de apoyo para la recuperación de la agricultura y otros medios de subsistencia para 50 familias.

Adicionalmente, el proyecto brindará capacitación en preparación para desastres, sanación del trauma, sanidad y desarrollo de capacidades para los líderes de la iglesia.

La Comisión de Diáconos del CMM enviará otra delegación en octubre del 2017 para animar a la iglesia y ofrecer más talleres sobre sanación del trauma, preparación para desastres y salud básica.

El CMM y los demás co-participantes menonitas son “La bendición de Dios para nosotros”, argumentó el líder de la CPHM Antonio García. “Nos hace sentir responsables y comprometidos, esta oportunidad será una bendición para las iglesias en Perú y un testimonio para la comunidad. Como iglesia compartimos las necesidades de la comunidad.”

“Me siento bendecido y agradecido de tener cinco hijos y que todos se estén preparando y educando para tener mejores condiciones de vida”, explicó Ramos. Ipanaque y él son miembros de la iglesia de los Hermanos Menonitas en Chato Chico. Ellos son una de las 105 familias que recibieron apoyo del programa para mejoramiento de vivienda y para reactivación de los medios de subsistencia.

“Agradecemos a Dios por la ayuda que hemos recibido a través de la iglesia.”

 —un comunicado conjunto del Congreso Mundial Menonita, CCM, ICOMB y MB Mission.

Las donaciones pueden ser enviadas al CCM marcándolas con el nombre “Respuesta al desastre en Perú” o donadas en www.mcccanada.ca (en Canadá) y www.mcc.org (en los Estados Unidos).

Geographic representation: 
Latin America and Caribbean
MWC group: 
Deacons Commission

Añadir nuevo comentario