News

El bautismo es el foco de un diálogo trilateral entre menonitas, católicos y luteranos

Primera fila (de izquierda a derecha): Luis Augusto Castro Quiroga, Turid Karlsen Sein, Cardinal Koch, Alfred Neufeld. Segunda fila: Musawenkosi Biyela, Rebecca Osiro, Kaisamari Hintikka, Gregory J Fairbanks. Tercera fila: William Henn, Larry Miller, Theodor Dieter. Cuarta fila: César Garcia, Marie-Hélène Robert, Kwong-Sang Peter Li. Quinta fila: Luis M Melo, Fernando Enns, John Rempel.
Release date: 
Monday, 7 January 2013

Roma, Italia/Bogotá, Colombia – Del 9 al 13 de diciembre de 2012 se inició en Roma un diálogo internacional trilateral entre menonitas, católicos y luteranos .

Según un comunicado conjunto emitido después de la reunión en Roma, el tema general del proceso de cinco años es “El bautismo y la incorporación en el cuerpo de Cristo, la Iglesia.” El comunicado además señala: “Este innovador foro trilateral permitirá que el diálogo considere las preguntas que rodean la teología y la práctica del bautismo en las respectivas comuniones.”

Las tres comuniones internacionales llegaron a la reunión inaugural con una historia de diálogos bilaterales entre ellas. Decidieron de mutuo acuerdo mantener conversaciones trilaterales sobre el bautismo, tema que ya había surgido en intercambios anteriores.

El Congreso Mundial Menonita (CMM) y el Consejo Pontificio Católico para Promover la Unidad Cristiana (PCPCU por sus siglas en inglés) sostuvieron conversaciones desde 1998 al 2003. Esto tuvo como resultado un informe titulado “Called Together to be Peacemakers” (“Convocados a ser Hacedores de Paz.”) La comprensión y las prácticas del bautismo estuvieron entre las divergencias identificadas para un futuro estudio. Los menonitas practican el bautismo de adultos y los católicos y los luteranos el de niños.

El CMM y MWC y la Federación Luterana Mundial (LWF por sus siglas en inglés) participaron de una comisión conjunta de estudio de 2005 al 2008, lo cual resultó en un informe final titulado “Healing of Memories: Reconciling in Christ” (“Sanidad de los Recuerdos: Reconciliación en Cristo.”) (Para ver los dos informes mencionados anteriormente, ir a http://mwc-cmm.org/node/231.) Durante estas conversaciones, menonitas y luteranos acordaron que dos áreas de diferencia que existían en el siglo 16 todavía existen en la actualidad, a saber, la relación de los cristianos al orden socio-político y al bautismo.

Además, el Consejo Pontificio Católico para Promover la Unidad Cristiana y la Federación Luterana Mundial han sostenido 11 rondas de diálogo, con la actual centrada en “Baptism and Growth in Communion” (“El Bautismo y el Crecimiento en la Comunión.”)

La reunión trilateral en Roma que contó con cinco representantes de cada comunión, contó con presentaciones de resúmenes de diálogos anteriores sobre el bautismo. Fernando Enns de Alemania hizo la presentación para el CMM. La reunión también incluyó trabajos escritos de gran relevancia sobre la introducción del Entendimiento y la Práctica del Bautismo. Alfred Neufeld de Paraguay y John Rempel de Canadá hicieron sus presentaciones para el CMM.

Otros miembros del equipo del CMM fueron Rebecca Osiro de Kenia y Larry Miller de Francia. El Secretario General del CMM, César García de Colombia, estuvo como observador. Alfred Neufeld presidió el equipo del CMM. Miller se desempeñó como co-secretario junto con Gregory J. Fairbanks del católico y Kaisamari Hintikka del equipo luterano.

Según el comunicado conjunto, el grupo se reunirá para su segunda ronda de conversaciones en enero de 2014 para estudiar “Baptism: God’s Grace in Christ and Human Sin” (“El Bautismo: la Gracia de Dios en Cristo y el Pecado Humano.”) Los futuros temas para los siguientes años incluirán “Baptism: Communicating Grace and Faith” (“Bautismo: Comunicando Gracia y Fe”) y “Living Out Baptism” (“Viviendo el Bautismo.”)

Comunicado del CMM

(Sidebar)

Reflexiones de un menonita participante en el diálogo

Han pasado casi 500 años desde ese día memorable en Zurich en enero de 1525 cuando un grupo de jóvenes radicales lectores de la Biblia y potenciales reformadores rompieron con la tradición común del bautismo de su tiempo y comenzaron con el re-bautismo de creyentes o  de adultos. También dejaron de practicar el ritual del bautismo a sus niños.

La división y el conflicto se hicieron inevitables y causó mucho dolor en todos lados. En aquel entonces ambas acciones – el re-bautismo y el evadir el bautismo de niños – eran delitos graves a la legislación imperial Europea. Cambiar la forma de bautismo tuvo consecuencias a largo alcance no sólo en el sentido político, sino también originó nuevos enfoques sobre la salvación, la naturaleza de la iglesia, la ética cristiana y las misiones.

Hoy en día ha cambiado mucho. En la mayoría de los países las iglesias estatales ya no existen. En general la importancia y la posibilidad de las elecciones personales así como la libertad religiosa son asumidas. Las tres comuniones eclesiásticas en la actualidad enfrentan la cuestión de cómo re-evangelizar a la sociedad y de cómo ser una presencia profética y pastoral en el mundo.

Por Alfred Neufeld, presidente del equipo del CMM para el diálogo trilateral